0010101001

Bienvenidos al "blog de un jugador". En él realizo descripciones detalladas de una buena variedad de videojuegos. Todas estas descripciones son obra propia y no copiadas de ningún sitio, aunque para ilustrar en algunos de ellos imágenes me he visto forzado a copiarlas de otro sitio.

viernes, 1 de septiembre de 2017

I AM ALIVE

Para esta entrada voy a relatar sobre un juego que consiste mayormente en la supervivencia. I am alive para ps3, presentando un desastre mundial como inicio y un sentimiento de urgencia y escasez en diversas zonas del juego.
Imagen extraída de wikipedia
La historia comienza con un cataclismo mundial (no especificado) qué ha puesto a todos de rodillas. La ausencia de recursos y la supervivencia extrema se ha intensificado a lo largo del año que ha ocurrido el hecho.

Por su lado, nuestro protagonista, de nombre Adam, ha estado durante todo este año viajando a su viejo hogar, en busca de su mujer e hija, ardua tarea con todos los problemas que haya podido encontrar así como ausencia de vehículos u otros medios de locomoción.

Con una pequeña introducción Adam cuenta a una cámara de mano lo que piensa hacer, e incluso dando instrucciones para entregar la cámara a su mujer si a él le pasa algo. Tras este fragmento tendremos el control del juego, siendo en tercera persona y todo con un tono de color apagado, casi como si nuestro televisor apenas mostrara color alguno.
Imagen extraída de gamespot.com
Al principio el juego nos dará bastantes indicaciones sobre que teclas pulsar, y es que aquí va a ser muy importante conocerlos bien para sobrevivir. Resistencia y salud van a ser las dos cosas que estarán indicadas por pantalla, por lo que perder cualquiera de ellas supone una muerte segura.

La barra de color blanco es la que mide nuestra resistencia: cuando vayamos corriendo, saltemos o nos estemos desplazándonos agarrado de alguna cornisa o saliente, esta barra se irá reduciendo gradualmente. En cuanto paremos de correr o nos soltemos del saliente la barra se llenará rápidamente.

Si mientras estamos escalando una zona de cornisas hemos sido lentos o la cornisa es larga y nuestra barra de resistencia se vacía por completo aún tenemos la posibilidad de realizar un “sobre esfuerzo”. Este esfuerzo a mayores nos permite continuar un poco más, a cambio de reducir el contorno de la barra indicadora de resistencia, lo que se traduce en que en cuanto estemos en una zona segura, nuestra resistencia ya no se recuperará al 100%.

Imagen extraída de gamespot.com
Tener, por ejemplo, un 65% de la resistencia total supone una preocupación, ya que la próxima vez que tengamos que trepar por una cornisa, quizás este 65% no sea suficiente para atravesarla sin realizar otro sobre esfuerzo; y es que si seguimos forzando a nuestro personaje la barra terminará por agotarse, haciendo que el personaje se suelte de la cornisa, normalmente con consecuencias funestas.

Por otro lado está la barra roja que simboliza la salud. Su funcionamiento es mucho más simple, y es que si recibimos daño bajará, y si llega a cero moriremos una vida, nada más sencillo aunque es importante decir que solo tenemos un total de tres reintentos: perderlos todos y estaremos obligados a repetir el capítulo entero.

Cómo es natural, hay objetos repartidos por los distintos escenarios, callejones, edificios... objetos que recuperarán ya sea nuestra resistencia, nuestra resistencia máxima o nuestra salud. Algunos objetos solo subirán un poco de una sola mientras que otros pueden subir mucho o incluso subir un poco de cada cosa.

Hay que tener en cuenta un nuevo factor, y es el humano. El primero con el que nos encontremos nos encañonará con su pistola y nos gritará amenazándonos con dispararnos si nos acercamos demasiado. Nuestro propio personaje adoptará una postura de rendición con las manos hacia arriba y caminar sin perder de vista al hombre, manteniendo la distancia con él.
Imagen extraída de gamespot.com
Más adelante nos toparemos con hombres menos amistosos, y es que estos van a buscar darnos una paliza si no le entregamos todo lo que tenemos, algo que no podemos permitirnos. Para ello el juego utiliza la mecánica de la sorpresa, y es que adoptaremos la misma posición de rendición, pero esta vez cuando alguno de los enemigos esté lo suficientemente cerca pulsar el botón correcto le cortará la garganta de un solo tajo.

El segundo hombre cargará con nosotros así que todo lo que queda es una lucha de machetes entre ambos. Este duelo consiste en una mera pulsación repetida de un botón que aparezca por pantalla, por lo que no hay ninguna estrategia a seguir.

Ahora bien, en el futuro podemos toparnos con tres enemigos dispuestos a destrozarnos, por lo que no sirve utilizar la misma táctica de antes. Tratar de tener un duelo de machetes contra uno nos hará vulnerable a los ataques del otro.

La manera de lidiar con estos tres enemigos es la de esperar a que uno de ellos se acerque, presionar el botón para darle un tajo rápido y mortal y acto seguido sacar nuestra pistola y apuntar a los dos hombres restantes (aunque no tengamos balas). Ahora nos toca darles órdenes para que se aparten para, o bien que se separen lo suficiente para derrotarlos uno a uno, o bien ir empujando (mediante gritos) a alguno de ellos cerca de un precipicio o un fuego. Una patada rápida dada al enemigo será suficiente para sobreponernos al 3 contra 1.
Imagen extraída de gamespot.com
Más adelante conseguiremos algo de munición, ya sea por los enemigos o encontrarla por ahí, pero aún así va a ser muy escasa. Por este motivo va a ser muy importante saber cuando es conveniente usarla contra los enemigos o no, ya que estos también estarán equipados a veces con balas. Normalmente en estos casos tras nuestro primer movimiento defensivo estos enemigos sacarán sus pistolas para dispararnos.

Debemos escanear con nuestros propios ojos quienes llevan pistola y quienes yo, ya que lo más lógico será usar alguna bala contra enemigos que lleven armas de fuego y reservar munición para más adelante.

En líneas generales ya tenemos todos los conocimientos básicos tanto de zonas de escalada como de combate, pero aún queda ir siguiendo la historia, que implica a una niña que confundimos por nuestra propia hija y el viaje primero por llevar a la niña a un lugar seguro y luego la búsqueda de nuestra propia familia, si es que las condiciones nos dejan.

Y es que cuando las bases estén cimentadas, un nuevo elemento azotará al juego, y es una niebla tóxica. Ya no solo nuestra visibilidad estará limitada sino que nuestra resistencia bajará incluso cuando estemos quietos. La única manera de evitar morir es subirse a un lugar alto... ¡Si es que aún tenemos resistencia para ello!
Imagen extraída de gamespot.com
Además, se escuchará un sonido simulando la cuenta de un reloj así como música que incrementa su volumen cuanta menor resistencia tengamos, por lo que la tensión se palpa en el ambiente y el propio juego nos da indicaciones que nos hará sentir la urgencia más que nunca.

Obviamente no todo va a ser negativo. Podemos recoger anclajes (de un único uso) para usarlos en zonas de escaladas largas. En el anclaje nuestra resistencia subirá (la actual, no la máxima) para así proseguir su camino. De nuevo, estamos frente a un recurso limitado y no podemos usarlo en cualquier momento.

Antes mencioné que el juego tiene “reintentos” que funcionan a modo de vidas. Morir 3 veces y nos veremos forzados a repetir todo el capítulo. A veces habrá reintentos extras (cuyo símbolo es una cámara) para recoger, pero además si ayudamos a los supervivientes menos hostiles se nos concederán un reintento a mayores... a costa de ese preciado botiquín que curaría nuestra salud máxima (u otro objeto que necesiten/pidan).
Imagen extraída de gamespot.com
Aún con esto el juego tiene toques oscuros. Habrá hombres y mujeres desesperados por la situación. No quieren herirnos, pero no dudarán en apuntarnos si se sienten amenazados y, si tenemos balas, debemos sopesar si realmente estamos dispuestos a matar a un inocente para robar sus pertenencias.

En esencia estamos frente a un juego curioso; toda una sensación de supervivencia con momentos de tensión aunque las zonas de batalla no vayan a ofrecernos una gran variedad de situaciones. Por desgracia el juego se siente muy incompleto ya que da la sensación de que le faltan páginas en la historia del final, terminándola con una cinemática previa a los créditos que parece prematura y que no explica casi nada.

RESUMEN:

Juego: I am Alive

Género: Acción y supervivencia.

Pros: El juego sabe como ponerte en tensión, tanto en la barra que se desgasta como los efectos sonoros (música y sonidos de tic-tac) para poner aún más nervioso al jugador. Sobrevivir con los objetos que encontremos y las decisiones personales de si ceder algunos de los que tenemos a otros supervivientes o no. Sorpresas de parte de otros supervivientes, ya sean hostiles o pacíficos pero que nos hará desconfiar o, como mínimo, nos harán sentir algo bueno o malo.

Contras: Los enfrentamientos contra hostiles, a excepción de pequeñas modificaciones, no van a sufrir grandes variaciones por lo que en líneas generales todos se realizan y comportan de similar manera. La sensación de que al juego le faltaba por lo menos un capítulo más antes de alcanzar los créditos finales, dejando cuestiones demasiado en el aire.

sábado, 19 de agosto de 2017

LONE SURVIVOR

Para esta ocasión voy a comentar sobre un juego llamado Lone Survivor, un “Survival Horror” con píxeles, solo dos dimensiones, criaturas horrendas y objetos muy limitados para usar durante toda la historia.
Imagen extraída de steam
Todo empieza con nuestro personaje en un mundo que parece haber sufrido un desastre global: no parece haber personas vivas y en su lugar hay unas criaturas tenebrosas que moran la ciudad.

Un pequeño paso por un hombre que tiene una caja por cabeza, una mujer que se desploma dejando un objeto tras de si y un viejo que desaparece casi al instante nos desemboca al auténtico principio del juego, ya que todo esto fue un sueño.

Aquí vemos rápidamente la premisa del juego. Estamos solos, habiendo tenido un sueño raro; la habitación está muy oscura pero aún podemos ver algo gracias a la luz lunar y algunas cosas con las que interactuar pulsando el botón que se nos indica por pantalla.
Imagen extraída de gamespot.com
Lo más cercano es la radio que encenderemos. En ella alguien parece hablar acerca de supervivientes y sobre una llave en otra habitación dentro de este mismo apartamento; así que la primera tarea será explorar los recintos en busca de cosas que puedan sernos útiles, como puede ser el armario con las instrucciones de los controles del juego o una nevera que tiene carne podrida.

Con la llave obtenida es hora de salir y buscar otros supervivientes, aunque solo sea para no morir solo. Con esto el manejo es muy sencillo, ya que todo lo que podemos hacer es ir a izquierda o derecha, contando con la ayuda de un mapa de la zona que suele indicar sitios de interés o donde debemos ir a continuación.

Además contamos con nosotros una linterna. Esta nos ayudará a iluminar las zonas que están demasiado oscuras cómo para que nosotros (y nuestro personaje) podamos siquiera apreciar que hay tras las sombras. Sin embargo hay que tener precaución con su uso, ya que las baterías tienen una duración limitada y resultará fácil quedarnos sin baterías de recambio si no racionamos bien el tiempo que la tenemos encendida.
Imagen extraída de gamespot.com
Explorando los alrededores encontraremos multitud de objetos que van a ser útiles. Normalmente estos objetos son comida, ya sean un calamar, patatas saladas, leche, café... o bien baterías extra para la linterna u otros objetos clave como herramientas o simplemente notas que nos ofrecen algo más de información de lo ocurrido o de otras personas que pudieran estar vivas.

Evidentemente, esto no va a ser un paseo, y es que habrá monstruos pululando por los pasillos de la residencia, haciendo que necesitemos usar el fondo del escenario (solo disponible en algunas zonas) para atravesar a los enemigos sin que estos se hagan un festín con nuestro cuerpo.

Para ayudarnos a manipular a los monstruos podemos usar la carne podrida de la nevera, colocarla como cebo y así, mientras están ocupados con ella nosotros tenemos vía libre para sobrepasarlos sin llamar la atención (o simplemente cambiar su posición inicial para tener espacio suficiente para pasar por una zona del fondo).
Imagen extraída de gamespot.com
No tardando mucho encontraremos un espejo muy similar al de nuestra habitación inicial. Interactuar con él nos teletransportará de vuelta a casa, pudiendo así recoger algo más de carne podrida si la necesitábamos y, más importante, utilizar la cama tanto para guardar la partida como para descansar, ya que el hambre y el sueño jugarán papeles importantes durante el juego. Remirando el espejo nos devolverá a la zona donde estábamos, y podemos continuar nuestro camino.

Siguiendo las indicaciones de la radio, notas encontradas y el propio mapa acabaremos llegando a una fiesta... ¿En medio de lo que está pasando? Todo resulta raro, pero hay 3 personajes que, pese a los esfuerzos de nuestro protagonista de advertirle sobre los monstruos, están teniendo un buen rato en su fiesta.

La mujer, Chie nos dice que quiere encontrarse con nosotros en el balcón. Tras salir y una breve conversación con ella, nos ofrece una pistola. En cuanto la recogemos Chie desaparece y, al regresar al interior del apartamento, los otros personajes que estaban celebrando la fiesta han sido devorados por los monstruos, que ahora atacarán al jugador.
Imagen extraída de gamespot.com
Cómo jugador se nos ofrecen dos alternativas, que son las de sacar la pistola y matar a estos enemigos mortales, o bien intentar escapar. Cualquiera de las opciones son buenas, pero no hay que olvidar que la cantidad de munición es limitada, añadiendo así un nuevo recurso que se acabará pronto si no lo empleamos correctamente.

Con esto ya tenemos una serie de recursos que debemos controlar. Matar a los enemigos necesarios mientras que evadimos a los otros con la carne podrida o incluso bengalas de fuego (que aturden a los enemigos durante un corto periodo de tiempo) para así ahorrar munición, o ahorrar bengalas. Dormir cuando sea necesario (algo que el protagonista nos recordará constantemente) y comer comida saludable, algo que no siempre es posible.

Aún con esto, ciertos alimentos pueden (o deben) ser cocinados para su ingestión. Evidentemente, comerse una bolsa de patatas fritas nos quitará la gazuza del momento, pero sólo un buen jamón cocinado o un plato de alubias caliente va a ser mucho más nutritivo para nosotros. Además de eso, la combinación de algunos de estas comidas nos darán un plato suculento digno de un rey incluso en las condiciones tan penosas en las que estamos.
Imagen extraída de gamespot.com
Con esto todo lo que queda es seguir explorando el juego en si, topándonos con diversas herramientas claves, ya que de nada sirve tener un abrelatas si no tenemos gas para cocinar.

En cuanto a los enemigos, no hay una gran variedad. Apenas hay un puñado de monstruos distintos, siendo en su mayoría una versión alta y delgada (aunque su comportamiento puede variar) y otra versión más pequeña y más gorda de otros monstruos que encontraremos en la calle.

Píldoras que podemos toparnos y usar para acceder a un sueño extraño en el que se nos ofrecen objetos extra para nuestro inventario (dependiendo de la pastilla nos reportarán balas, bengalas y otros utensilios). Además de otros sueños que forman parte de la historia y que ¿Explican? lo que está pasando.
Imagen extraída de gamespot.com
Encontraremos a ciertos personajes interesantes. El que se hace llamar “El director” será un guía que nos ofrecerá cosas útiles para proseguir; en la tienda de armas otro personaje se encuentra encerrado (voluntariamente) ya que ha sido mordido por una de las criaturas, así que prefiere estar encerrado antes de convertirse en uno de ellos. Este personaje nos ofrecerá munición a cambio de píldoras, pero no es el único objeto que podemos ofrecerle.

El juego cuenta con una serie de finales dependiendo de las acciones realizadas por el juego y de nuestra salud mental, ya que incluso ya solo comer comida en un estado no muy aceptable (pero que no nos quedara otra) ya es suficiente para desviarnos de un final al otro, aunque todos ellos son confusos y queda todo un poco a la libre interpretación del jugador.

Aún con todo esto nos encontramos frente a un juego interesante, uno que podemos llamar “Survival Horror” ya que los pasillos oscuros, alguna que otra criatura tenebrosa que nos acechará (aparte de las dos mencionadas) y los sonidos y áreas que parecen entrañas nos pondrán los pelos de punta mientras que tener que racionalizar armas, comida, sueño e incluso nuestro propio estado mental convierte al juego en una auténtica supervivencia.
Imagen extraída de gamespot.com
Es importante decir que el juego ofrece dos niveles de dificultad. El juego en si es el mismo, pero el nivel de dificultad más alto esconde el botón “X” cuando estemos delante de un objeto que se pueda recoger o interactuar (forzando al jugador a estar más pendiente del entorno) y la ausencia del mapa, ya que nuestro personaje afirma conocer muy bien el camino y que no lo necesita, por lo que será más fácil que nos perdamos si no tenemos una gran memoria.

Finalizar el juego nos dará una gran estadística de todo lo que hemos realizado. Cada disparo, cada visita a cierto personaje, nuestro nivel de salud y mental... todo. Esto nos va a servir de utilidad para cuando queramos jugar de nuevo la aventura y sacar un final distinto, o cosas que no creíamos que fueran tan relevantes y ahora que si sabemos que lo son evitarlas en nuestra próxima partida.

RESUMEN:

Juego: Lone Survivor

Género: Survival horror

Pros: La combinación de una casi completa oscuridad, criaturas y otros horrores pululando por los escenarios y la escasez de recursos harán sentir poco confortable al jugador. Muchas combinaciones, no siendo todas directas, ya sea entre comidas, objetos e incluso personajes.

miércoles, 26 de julio de 2017

ABYSS ODYSSEY

Para esta entrada en particular quiero mentar un juego de lo más peculiar. Un Beat em up usando solo dos dimensiones combinado con el estilo “Rouguelite”: es decir, aleatoriedad en los niveles y perder casi todo lo conseguido al morir o incluso al ganar. El juego es para ps3 y se llama Abyss Odyssey.
Imagen extraída de wikipedia
Según empecemos el primer paso nos lleva a un tutorial inicial. Este nos lleva directamente a la acción, avanzando por el escenario, saltando y luchando contra algunos enemigos mientras por el camino nos encontramos con una sombra de nuestro personaje: Katrien. Al situarnos sobre ellas se nos indicará el botón a pulsar para realizar ciertas acciones, aunque nadie nos quita haber probado esos botones antes o ignorarlos sin más.

La jugabilidad es muy directa. Nos movemos a izquierda o derecha, saltamos, golpeamos a los enemigos con nuestro estoque, bloqueamos los ataques de los enemigos, rodamos hacia delante o atrás y agarrar al rival para lanzarlo van a ser todas las acciones más básicas del juego y que cubriremos a lo largo del tutorial.

Tras avanzar por las calles, tejados y entrar en una zona subterránea, unos desprendimientos caen sobre nuestro personaje y matándolo al instante pero... ¿realmente muere? Momentos después renacemos mientras los soldados nos ven con mirada atónica como si hubieran visto un fantasma.

La historia se nos explica de esta manera: un hombre, un poderoso brujo está bajo tierra dormido, pero su poder es tan grande que sus sueños genera pesadillas, siendo estas los distintos monstruos contra los que hemos estado luchando. Esto lleva ocurriendo durante años, pero es ahora cuando se están intensificando, así que los soldados a duras penas pueden contener esta horda de monstruos que amenaza la vida tal y como la conocemos.
Imagen extraída de ign.com
A partir de este punto recuperaremos el control de Katrien, en el parque de Santa Lucía, en Santiago de Chile. Aquí no hay enemigos, sino algunos soldados con los que dialogar si así lo queremos. Uno se sorprende de vernos con vida ya que estaba ahí cuando los desprendimientos se cernieron sobre nosotros, pero es que la propia Katrien es también un sueño del brujo.

Aquí no hay mucho que hacer, salvo un tendero que nos ofrecen algunas armas; unas que aumentarán la fuerza de nuestra espada inicial ya sea ligeramente o un poco más, según el precio (sin contar otro tipo de espada y una alabarda que no pueden ser compradas).

Sin dinero en la cuenta, avanzamos hacia el abismo. El juego nos pondrá en pantalla “fácil” y ya estaremos en el juego en si. El objetivo es ir descendiendo por este extraño subsuelo luchando contra monstruos e ir descendiendo piso a piso hasta alcanzar al brujo y derrotarlo.

Debido a que los escenarios se generan de manera aleatoria, es imposible determinar que nos vamos a topar, pero lo que si es seguro es que apareciendo en pantalla “fácil” nos indica que el escenario en cuestión va a tener esa dificultad. Esto se traduce en que habrá pocos enemigos contra los que luchar y, o bien son fáciles de combatir, o bien no hay combinaciones de enemigos un poco más fuertes (aunque igualmente al ser aleatorio no se puede asegurar que no vaya a pasar).
Imagen extraída de ign.com
Para sacarle todo el partido al juego es importante conocer bien los movimientos de nuestro personaje. Pulsar el botón de golpear mientras mantenemos pulsado arriba, abajo, adelante o ninguna de las anteriores dará un golpe distinto, y es que la Inteligencia Artificial es bastante espabilada. Da golpes al tuntún y hasta el más frágil de los enemigos nos sorprenderá.

Los monstruos van a ser muy dispares; desde criaturas similares a los centauros, golems de hielo, momias y otros espadachines que tienen su propio arsenal de movimientos y movimientos especiales que no podemos ignorar. A veces aparecerá alguno de manera ocasional que podemos luchar o ignorar, pero otras veces el escenario creará dos barreras a los laterales que nos forzará a luchar contra todos los enemigos que hayan sido generados en esta zona en esta partida.

Cada monstruo derrotado soltará bolas rojas que recuperarán nuestra salud ligeramente, así como monedas de oro que recogeremos para aumentar nuestro dinero; por supuesto también nos darán experiencia, lo que significa incrementar el nivel de nuestro personaje y con ello más salud total.

Aparte de estos movimientos básicos hay técnicas especiales que se pueden ejecutar. Al principio solo tendremos una: una bola de fuego que al alcanzar a un enemigo le quemaremos, aunque pronto entenderemos que la bola de fuego usada sin ton ni son es inútil cuando veamos a los enemigos esquivarla el 95% de las veces.
Imagen extraída de ign.com
Nuevas técnicas se irán desbloqueando de distintas maneras a medida del juego, aunque solo se pueden llevar tres simultáneamente y que se ejecutarán al presionar el triángulo en nuestro mando combinado con Arriba, abajo o hacia delante. Múltiples estocadas o deslizamiento por la tierra para golpear las piernas de los enemigos van a ser dos de las posibles técnicas disponibles para Katrien.

Avanzando (normalmente hacia abajo) por el escenario nos toparemos con muchas cosas con las que interactuar. Desde cajas de manera, vasijas o cofres que puedan requerir una llave o no. Destruir/abrir esto suele soltar una cantidad de oro (en monedas) así como bolas azules de maná y, ocasionalmente, alguna poción roja para recuperar vida.

Además de lo citado hay muchas más cosas con las que nos encontraremos: Ya sea un esqueleto tocando la guitarra que a cambio de un poco de oro nos dará experiencia. También nuevas espadas (o alabarda) que pueden ser mejor que la que llevemos equipada; pudiendo recogerla sin reparos (al menos si es un arma para nosotros), pero además las espadas tienen un elemento que nos ayudará en nuestra odisea.

Una espada imbuida con el poder de fuego quemará a los enemigos, ocasionándoles daño extra. La espada de hielo les congelará (lo que significa un golpe regalado para nosotros); veneno para efectuar daño con el tiempo, maldición para ralentizar a los enemigos tanto en su movimiento como en sus ataques...
Imagen extraída de ign.com
A veces los enemigos llevarán consigo estas armas mejoradas en vez de la suya por defecto. Derrotarlos soltará la espada en cuestión y la podemos recoger o cambiarla si es mejor que la que teníamos o si el estado de congelado nos gusta más que el de veneno, por ejemplo.

Dejando de lado las espadas, hay otro equipamiento para llevar. A veces se encuentra en algunos altares que recogeremos sin problemas, o podemos comprárselo a los múltiples tenderos que pueblan el abismo... por un precio. Estos suelen ser anillos y colgantes que aumentarán en un % el daño de nuestros golpes, reducirá la duración de los estados congelado/envenado/maldito/etc., o cosas más pasivas como incrementar el oro que conseguimos al recoger monedas.

En cuanto a los objetos consumibles, tenemos a nuestra disposición las tres pociones más clásicas que podamos encontrar en un juego: Salud, maná y antídoto, cada una para recuperar vida, poder mágico y, en el caso del antídoto, también funciona para el resto de los estados, así que podemos quitarnos una maldición usando un antídoto, por ejemplo. Solo se pueden llevar 4 con nosotros, así que hay que elegir sabiamente que nos interesa más, aunque según nuestras preferencias o intenciones acabaremos llevando más una en concreto.

Hay otro objeto que ocupa también un espacio en esto, y son los campamentos. Estos tienen el número 1 al 3 (en números romanos) y que tienen dos usos muy importantes: El primero, el de funcionar como punto de control, para que en el caso de que nos maten resucitar ahí, ¡Y es que sin él si morimos empezaremos desde el principio!; su segundo uso es la de proveernos de uno o más soldados del ejército chileno para ayudarnos a combatir contra los monstruos.
Imagen extraída de ign.com
Esto resulta mucho más útil de lo que parece, ya que como dijera la inteligencia artificial de los enemigos nos hará papilla si no la tomamos en serio. Tener algún que otro soldado distrayendo a los enemigos nos hará las cosas más fáciles, aunque estos soldados no durarán eternamente y si mueren o descendemos muchos pisos dejarán de aparecer.

En cuanto al maná, solo hay un movimiento especial que se puede efectuar cuando nuestro medidor está al completo. Pulsando a la vez dos botones en nuestro mando, lanzaremos un círculo mágico enfrente nuestro que hará una cantidad de daño a los enemigos, pero si tenemos suficiente nivel el monstruo contra el que lo hayamos usado será capturado en forma de alma.

Esa alma se recoge y usa como un objeto más; al hacerlo nos transformaremos en la criatura en cuestión, teniendo a nuestra disposición todo su arsenal de movimientos que no deberían ser menospreciados. Aún cuando no estemos tan cómodos como con Katrien, posee su propia barra de salud independiente, así que se puede usar, al menos, como una vida extra.

Una vez que hayamos descendido lo suficiente veremos un mapa general del juego. Se pueden apreciar óvalos alineados en columnas, estando algunos conectados de forma lateralmente. Ya que el objetivo es alcanzar el fondo lo más rápido sería ir avanzando verticalmente uno a uno, pero nadie nos quita cambiar de columna y continuar por la segunda.
Imagen extraída de ign.com
Esto nos ofrece alguna información a mayores, ya que según el color eso significa la dificultad del área: Fácil, media o difícil (a más dificultad enemigos más peligrosos nos acecharán). Una interrogación significa un piso especial, un violín hace mencionar a un demonio violinista llamado Paganini e incluso uno de esos óvalos será amarillo.

Como cada partida está generada aleatoriamente todo puede cambiar, y donde estaba las zonas con las interrogaciones ahora están en otras columnas o ni siquiera están. Lo mismo ocurre con los enemigos, aunque no es habitual encontrarnos con esqueletos con espadas (siendo peligrosos) en los primeros pisos sino más cerca de los pisos finales.

Existen ciertos minijefes que siempre estarán ahí. Cuando nos acerquemos a la lucha contra alguno de ellos en la imagen del minimapa se puede observar un recinto de grandes dimensiones (del que una vez dentro ya no podremos volver) y un icono fácilmente reconocible.

Este minijefe no deja de ser otro enemigo más, pero en este caso es una sombra de nuestro propio personaje. Esta lucha puede ser bastante abrumadora, ya que sus movimientos y técnicas son muy similares a las nuestras, y porque su manera de combatir, tan agresiva y precisa nos hará entender el significado del dolor.
Imagen extraída de ign.com
Lo más importante a lo que he de hacer mención, es que en el caso de morir aún tenemos una segunda oportunidad: con el control de uno de los soldados (con su propio arsenal de movimientos, aunque claramente inferior al de Katrien) cargará con el cuerpo de la mujer y, si alcanzamos algún altar, esta resucitará y puede continuar la aventura.

Si este soldado también muere se acabó todo. Game over y volvemos a Santa Lucía. Tanto el dinero como la experiencia que hayamos conseguido se mantienen, pero no así el resto de los objetos. Del mismo modo, aunque los campamentos sirven como punto de control (manteniendo todo el equipamiento que tuviéramos al morir), no nos guardarán la partida. Apagar nuestra consola en cualquier momento implica que, una vez más, retrocedemos hasta el parque de Santa Lucía y vuelta a empezar.

En el caso de alcanzar el piso inferior, lucharemos contra el jefe: el brujo. Al derrotarlo tendremos una pequeña pantalla final con un “derrotamos al brujo, pero este aún sigue dormido ahí abajo”, lo que significa que el juego se convierte en una infinidad de partidas intentando superar el juego múltiples veces.

Para que no se quedara todo en tan poca cosa de “completar 1 vez y ya”, se desbloquean dos áreas nuevas, siendo la tercera la más corta (menos pisos que descender en total), pero con un mayor de zonas difíciles y la ausencia de alguna zona “fácil” (aunque por la aleatoriedad del juego puede que aparezca alguna.
Imagen extraída de ign.com
Además, hay otros dos personajes a desbloquear. El monje oscuro, formado por soldados chilenos muertos y la Pincoya, una mujer proveniente del folclore chileno y que ha venido para, al igual que el resto, detener la pesadilla del brujo.

Aún con todo lo mencionado hay cosas que quedan para ser descubiertas por el jugador, como los otros minijefes, un jefe adicional que puede o no aparecer, la recolección de unas páginas perdidas que explican la trama del juego y mucho más y es que, al ser todo aleatorio, cada partida se sentirá distinta; tanto para objetos, enemigos u otras trampas que poblarán el abismo en toda su plenitud.

Si en algún momento ya nos hemos adaptado por completo al juego y aprendido todos sus entresijos, aún tenemos un modo “pesadilla”. En él los enemigos combaten de manera aún más agresiva y, en el caso de la batalla contra el minijefe, será una auténtica pesadilla luchar contra dos a la vez y ver como volamos por los aires mientras somos golpeados por uno y otro constantemente.

RESUMEN:

Juego: Abyss Odyssey

Género: Acción. Beat em up.

Pros: Una jugabilidad rápida con enemigos lo suficientemente inteligentes como para no matarlos solo con machacar botones. Cada partida será diferente, aunque a la larga la posición de ciertas trampas y otros elementos se volverán conocidas. Una grandísima variedad de movimientos y técnicas especiales, ya no solo para los protagonistas sino para todos los enemigos, haciendo que jugar cómo ellos no se vuelva aburrido. Aún con la aleatoriedad, los escenarios son autosuficientes, por lo que si encontramos una puerta que requiere una llave blanca para abrirla, su llave se encontrará en el mismo escenario en el que estamos. 

Contras: La total ausencia de poder guardar la partida a mitad de camino, sin ofrecer tan siquiera un método de suspensión (que se borrara después de cargarla para evitar abusos).